Día 4 / AYUNO TOTAL

Azúcar en la sangre : 82 mg/dl Presión sanguínea = 113/84   pulso 100 Temp= 36,4º Peso: 63,1 kg
Hoy amanecí bastante mejor, siento que a medida pasan los días, mi cuerpo encuentra su equilibrio poco a poco. El nivel de azúcar en la sangre se está estabilizando. Mi ánimo se está consolidando de a poco y la fatiga se está retirando poco a poco. Creo que la crisis curativa de los primeros días ya está pasando. La presión arterial sigue baja, lo que me lleva sentir una extraña sensación de andar como en cámara lenta aún. Por otro lado en mi lengua apareció una capa blanca que era de esperarse y mi aliento está súper fuerte lo cual es normal también en vista de no tener nada en el estómago.

Durante la noche sentí algunos dolores leves en mis músculos de las piernas y brazos, me imagino que es el hecho que mi cuerpo se está alimentando de sus propias proteínas. Por la mañana realicé algunas posturas de yoga y ningún problema a nivel de fuerza. La única postura que me provocaba problemas es el Adho Mukha o pirámide. La parte baja de la espalda en ambos lados me dolían a la altura de los riñones. Pienso que puede ser el hecho de estar sentado todo el día por esto de la cuarentena. No creo que sean los riñones. También hice unos ejercicios de piernas y brazos con una huincha elástica. Me hicieron bien la verdad. Recuerden que el ejercicio suave y caminar lento (entre 1 & 2 Km según capacidad de cada uno) son claves durante un ayuno.

Por otro lado les comento que comencé a leer otro libro clave del ayuno. Se llama El ayuno , de Herbert Shelton https://en.wikipedia.org/wiki/Herbert_M._Shelton . Es bien extenso, más de 350 páginas. Todo súper documentado y completo. Habla del ayuno no solo del humano y animales, sino de las plantas hasta los insectos. También tiene otro libro que ya comencé a leerlo también, se llama “La Combinación de los Alimentos”. Él postula que la correcta combinación es primordial para la salud. Aunque todo sea orgánico y rico en un plato o receta, si no se realiza una buena combinación, esta puede crear en exceso de gases, de putrefacción y/o un consumo excesivo de energía para asimilarlo. Todo eso conlleva, según él, a una toxicidad además de no nutrir correctamente el organismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *